‘La Industrial’ de Armilla fue la primera prueba del XXVIII Gran Premio de Fondo de la Diputación de Granada. En ella salieron vencedores Francisco Javier Parejo y Paloma Zambrano, que están muy orgullosos del éxito logrado.

Los dos atletas son naturales de la localidad granadina de Alhendín y coinciden también en la alegría que les provoca haber salido ganadores en el estreno del circuito de fondo. “Ganar me supone el quitarme una espina, ya que en años anteriores se me hizo imposible estar en el podio. Estar este año y además ser primera ha sido muy gratificante”, explica Paloma Zambrano.

Parejo, por su parte, comenta al respecto que “este año para mí ‘La Industrial’ de Armilla era un gran test para comprobar mi estado de forma al no haber podido competir en los últimos dos meses. Me ha supuesto una gran alegría porque ha sido como correr en casa por el apoyo y los ánimos de muchísima gente conocida”.

pal

Ambos consideran que ‘La Industrial’ concita la atención de muchos aficionados al atletismo por ser la primera del circuito. “Armilla y Albolote suelen ser las carreras del circuito con más número de participantes”, reconoce Pareja. “Para los corredores de fondo la carrera de Armilla es todo un reto ya que es súper rápida. Creo que en todas hay muchos participantes, pero sí es verdad que en esta carrera siempre hay muchos y no sabría decir el porqué, pero el buen ambiente que hay siempre gusta”, subraya la atleta.

Esto no ha hecho más que empezar, pero tanto como uno como otro se marcan el circuito de fondo como uno de los grandes objetivos de la temporada. “Siempre está el circuito de fondo entre mis objetivos, aunque este año tendré que descartar algunas carreras para preparar el campeonato de España de Media Maratón y el maratón de Sevilla. Intentaré hacer el mínimo de 10 pruebas”, dice el corredor alhendinense. “En mis objetivos de este año está el conseguir terminar las 10 carreras que entran para puntuar, pero no puedo negar que si consigo llevarme el triunfo será muy gratificante porque veré recompensado el esfuerzo que lleva consigo el quedar en el podio”, admite Paloma Zambrano.

La atleta ya tiene un nombre a nivel nacional, pero sigue disfrutando al competir con aficionados a este deporte. “Compartir estas carreras con más corredores me alegra y más aún cuando se alegran de mis logros. Los considero a todos como compañeros ya que yo también he sido aficionada y sé que, al igual que yo, ellos luchan, se preparan y se sacrifican. Y es una satisfacción muy grande el ver que ellos te apoyan y te animan cuando los adelantas, cuando te adelantan o cuando te ven en la salida. Eso para mí significa que son como yo y que no me dan de lado por ser deportista que compite a nivel nacional. Para mí son un ejemplo a seguir porque yo empecé como ellos y sé que cuesta mucho sacrificio aguantar”.

“Yo me considero un corredor popular más y es en este tipo de carreras donde más me gusta correr y donde mejor me lo paso. Si es cierto que intento ponerme algunos objetivos personales como mejorar marcas personales o algunos campeonatos, pero más que nada por mi carácter competitivo incluso probar en otras disciplinas como el trail o el duatlón”, afirma Parejo.